La UTNBA asesoró a AySA en la certificación de la norma ISO 55.000

Se trata de la primera firma de Argentina en obtener esa certificación en una de sus Direcciones.

Publicada el 20 de noviembre de 2018. Categorías: Institucional, Orgullo UTNBA, Todas las noticias. Etiquetas: aysa, certificación, ISO 55000.

La Dirección de Mantenimiento y Talleres de AySA obtuvo la certificación de la norma ISO 55.000, con asesoramiento de la UTN Buenos Aires, con lo que se convirtió en la primera empresa argentina en alcanzarla.

La norma ISO 55000 se creó hace cuatro años y se está implementando en países desarrollados. Busca obtener el mayor valor posible de los activos de una organización, ya sean físicos, financieros, de información, e inclusive de capital humano.

El Centro de Investigación en Gestión de Activos Físicos (CIGAF) de la Facultad lideró el proyecto con el que la compañía logró certificar la norma. El Mg. Ricardo Pauro, graduado de UTN Buenos Aires y Director del CIGAF, explicó que “hicimos un diagnóstico inicial y a partir de ahí comenzamos a construir un sistema de gestión de activos, pasando por todos los pasos que sugiere el estándar internacional de la norma ISO 55000, para llegar a la certificación. Fuimos los que apoyamos la implementación, en la que trabajamos por aproximadamente dos años”, sostuvo.

Con la certificación obtenida el 2 de noviembre, AySA se convirtió en la primera empresa argentina en Certificar en esa norma y en Latinoamérica sólo hay otras tres compañías que lo lograron, dos en Brasil y una en Chile.

Héctor Vaccaro, Director de Mantenimiento y Talleres de AySA, recordó que conoció la norma en 2014 y, cuando tomó el curso de experto en gestión de activos que dicta la UTNBA, “muchos de nosotros pensamos que podíamos llegar a avanzar con esta norma en la Dirección en la que me encuentro”.

“Comenzamos a hacer un estudio con la UTNBA como consultora e implementadora –continuó- para ver en qué situación estábamos. Queríamos conocer a fondo la norma y qué exigía. El estudio arrojó que nos encontrábamos en un buen puntaje a nivel mundial, por lo que con el visto bueno de la Dirección General de AySA, comenzamos a trabajar para poder implementarla”.

Entre los cambios más importantes que tuvo que hacer la compañía para lograr la certificación, la gestión documental fue central. Para eso se creó un Departamento específico destinado a trabajar con los documentos que exige la norma, y un Departamento de Ingeniería de normalización, para alcanzar los objetivos planteados.

“La gestión de bienes es algo que, en la administración general, muchas veces no queda explicitado. En el caso de las máquinas, de las instalaciones o edificios, que son los activos físicos, uno se pregunta qué valor le aportan a al negocio”, explicó Pauro.

“Además, -continuó- la norma ISO 55.000 permite gestionar eficazmente el riesgo en negocios como el de la energía atómica, las refinerías de petróleo, entre otros; aumenta el crecimiento y la mejora del negocio; favorece la toma de decisiones de manera confiable, porque promueve la integración y la alineación tanto de la estructura horizontal de la empresa como la vertical. Por último, incrementa la confianza de las partes interesadas, que puede ser la sociedad, los clientes o los proveedores. Las empresas que están certificando son verdaderamente ejemplares”, destacó el Director del CIGAF.

La Facultad asesoró a AySA desde 2015, en cada una de las etapas para la implementación, como la redacción de un manual de Plan Estratégico de Gestión de Activos (PEGA).

“Quienes daban los cursos en la UTNBA eran expertos en la norma y ya habían trabajado con ella, por lo que la conocían profundamente. Teniendo en cuenta que en Argentina no se había certificado nadie aun, había pocas empresas que pudieran ayudarnos y creo que la Universidad Tecnológica Nacional fue el mejor asesoramiento que pudimos haber tenido”, sostuvo Vaccaro.

“Hicimos una auditoría de diagnóstico y la auditoría de certificación, que fue la que aprobamos el 2 de noviembre”, detalló el Director de Mantenimiento y Talleres de AySA.

“Trabajamos muy bien con la UTNBA – destacó-  y vamos a continuar haciéndolo. Esto es una búsqueda continua por mejorar. Quizás en futuro se extienda a otros sectores de la compañía. El puntapié inicial lo dimos desde esta dirección”, explicó Vaccaro.

La Dirección de Mantenimiento y Talleres de AySA está trabajando ahora en la certificación de la norma ISO 9001, también con asesoramiento de la Facultad.

“Cuando empezamos con la ISO 55000 todavía no teníamos certificado de calidad y pensamos que era más importante primero lograr ésta. Pero para mediados de 2019 estaremos en condiciones de certificar, porque gran parte del trabajo que hicimos para la norma ISO 55000 sirve para la 9001”, aseguró Vaccaro.

Fuente foto: Télam

AYUDANOS A COMPARTIR ESTE CONTENIDO